No se el por qué, pero siempre le quise rozar sus dulces labios, desde el primer momento.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Sí, lo admito.

Soy de las que les da miedo la oscuridad. De las que grita cuando ve una película de miedo. La que se sigue asustando cuando salta la tostada de la tostadora. La que echa mucha sal en las patatas. De las que se come el pan solo y no lo considera comida de tontos. De las que esta a dieta y se zampa medio bote de nutella. De las que se puede mear de la risa. Soy de las que llevan sujetador rojo con ropa blanca. De las que un día se siente la mas perfecta y guapa del mundo y al día siguiente se puede morir de la depresión. De las que ve una película de miedo aún sabiendo que no va a poder dormir. De las que mas se enamoran cuando peor las tratan. De las que cambia los planes a última hora. De las que tenga la edad que tenga duerme con su peluche y su mantita. De las que le corroen los celos por la sangre. La que se ríe de sus propios defectos. De las que le busca en lado negativo a las cosas, pero aun así se lo toma a risa. De las que se enfadan por cualquier cosa, pero no puede estarlo más de 15 minutos. De las que le gusta llevar tacones, pero a mitad de la noche se los quita. De las que le gusta desayunar cereales.De las que hace el tonto para sacarle una sonrisa a alguien. De las que a pesar de todo lo que ha pasado, se considera una persona feliz. Me gusta ser así y no me importa lo que digan los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario